jueves, agosto 13

dejadez existencial

Corregirme para que no sirva de nada, después un escalofrío abrumador y mi cuerpo sin immutarse. Ser tan inconformista e imposiblemente imposible. Inconfortable e inútil.
Oh, qué desastre. Sin én-fasis. Estoy en trance sin trance. No siento absolutamente nada, ni amor, ni dolor. Estúpidamente estúpido, todo lo que destruyo es lo que hago, un sin-sentido. En mi vida he sentido lujuria, amor, odio; inexistencia. Hasta me podrían dar un cachete y no sentiría nada, ni rechistaría. Conformista con dejadez existencial, no puedo existir así.